Quito, Ecuador - Domingo 24 de Septiembre del 2017

De OneDrive en Linux, y de cómo quejarse sí funciona

penguin

Microsoft ama a Linux, ama el Open Source… Lo han dicho -o insinuado- ellos, principalmente. Pero se les reconoce un cambio de rumbo significativo para lo que han sido, y aunque en muchas cosas siguen pecando al estilo de las grandes corporaciones, en otras se les nota un talante más cordial. El de esta noticia es un ejemplo curioso de ese cambio de actitud, pero también de que quejarse puede ayudar incluso desde la posición menos privilegiada.

Resulta que el pasado noviembre un usuario de OneDrive (el almacenamiento en la nube de Microsoft) puso una consulta en el foro de asistencia del producto a razón del mal rendimiento de la aplicación web en Linux. En concreto, entraba en el servicio desde Ubuntu 16.04 con Chrome como navegador y todo iba muy lento. Sin embargo, cambiando el agente de usuario del navegador por uno de Windows, el rendimiento volvía a la normalidad. Ni corto ni perezoso, expuso el problema y pidió solución. 37 personas apoyaron la cuestión.

Pero es de suponer que la respuesta del encargado de turno no fue para nada satisfactoria, porque la contestación que le devolvió el usuario afectado fue un “gracias. Me vuelvo a Google Apps“. Es de suponer lo de la respuesta del encargado, porque a día de hoy está borrada (lo más probable es que lo despachase con “Linux no es un sistema soportado” o similar, algo así sugieren otros comentarios del mismo hilo; y seguramente el tipo llevase la razón, pero…). La contestación del usuario, por otro lado, suma 218 apoyos.

Así quedó la cosa hasta que hace unos días alguien compartiese la historia por Reddit, que a su vez se extendió por otros sitios, y entre conversaciones técnicas de qué se podía hacer para resolverlo y qué no, las ‘cibercollejas’ le caían a Microsoft desde todas las direcciones. En The Register se llegaron a hacer eco del tema con titular contundente, pero les faltó rematar la historia, que ha tenido final feliz.

Y es que poco después de que la noticia de The Register surcara la Red, aparecía en el hilo de asistencia un nuevo responsable para aclarar que el problema está solucionado. Sin más datos. Era otro empleado de Microsoft el que los ofrecía vía discusión en Hacker News. Ahora sí, fin de la historia.

Por supuesto, se trataba de una mala configuración por descuido que no les habrá costado apenas solventar, y han tardado lo suyo; pero fijaos hasta dónde llegó la queja de un simple usuario (de la versión para empresas del servicio, pero eso es lo de menos). Además, la conclusión es en beneficio de todos, porque una de las formas más recomendables de utilizar Microsoft Office en Linux en mediante las aplicaciones web.

Fuente: www.muylinux.com

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *