Quito, Ecuador - Sábado 16 de Diciembre del 2017

Firefox OS hace agua

firefoxos

Supongo que a estas alturas ya habréis leído de todo sobre el fin de Firefox OS para smartphones, que en realidad no es tal. Es decir, el sistema operativo de Mozilla seguirá existiendo, pero con objetivos algo distintos al original. ¿Y esto es buena o mala noticia?

Por lo que he podido leer, depende mucho de la fuente la valoración de una noticia que se extrae de las declaraciones del encargado del desarrollo de Firefox OS, Rick Fant, durante una conferencia. Así, hay quien da al sistema por muerto y quien sostiene lo contrario, especialmente entre las filas de Mozilla, donde no ven el cambio de dirección como negativo. Y no tiene por qué serlo, pero negar la mayor no altera la cruda verdad: Firefox OS ha sido un fracaso.

El impacto de Firefox OS en el mercado ha sido nulo, a pesar de que Mozilla se rodeó de grandes socios en todo el mundo para garantizar la distribución. El problema al que se enfrentó y no logró superar no es solo la hegemonía de iOS y Android, o -se dice por ahí- la falta de WhatsApp, que supuestamente está disponible para algunos terminales; el problema se llama Firefox OS, un sistema operativo interesante en lo técnico, pero superfluo en lo práctico.

Hay que reconocer que la intención inicial de Mozilla eran los mercados emergentes, la gama baja, hablando siempre de smartphones. No les funcionó porque Android se comió la serie de entrada y cambiaron de estrategia, apostando por la calidad. Y tampoco parece haberles funcionado, por lo visto.

Ahora, Firefox OS no está muerto, sino que se enfocará en toda clase de dispositivos conectados en lugar de solo teléfonos. Lo que parece que termina es el ímpetu de la compañía por introducir el sistema en el mercado en la forma de smartphones, lo cual hace del “más vivo que nunca” un pobre eslogan. Firefox OS nació moribundo y así sigue, aunque dentro de poco habrá nueva versión y el proyecto, efectivamente, continúa en desarrollo.

¿Qué ha fallado? Una vez más, hay opiniones para todos los gustos y además de la feroz competencia y la ausencia de aplicaciones potentes, cabe señalar lo mal que se han mantenido los terminales lanzados en cuestión de actualizaciones, lo lento de estas y, no hay que engañarse, que el propio sistema no está a la altura de ninguna competencia (quien lo haya probado, lo sabe).

Yo añado una razón más, y es que Firefox OS ha supuesto y supone un esfuerzo innecesario, que no inútil. Repito: en materia tecnológica el concepto -Linux, HTML5- propuesto es interesante, haya cuajado o no (si hubiera cuajado, otro gallo cantaría); en lo práctico ya existen sistemas operativos para móvil libres, mucho más avanzados y mejor posicionados.

Lo que no existe es un gestor de correo electrónico libre del nivel y adopción de Thunderbird, que para Mozilla no es prioridad. Es un dato, no un reproche. Considero que el movimiento para con Thunderbird es acertado, también este anuncio respecto a Firefox OS… aunque me sepa a poco.

Con todo, se acerca 2016 y va a ser un año clave para Mozilla y Firefox en cuanto a avances. Esperemos pues a que llegue la revolución y el zorro vuelva a brillar, porque no os equivoquéis: no necesitamos a Firefox OS, pero al menos por el momento, sí necesitamos a Mozilla y Firefox, cuanto más fuertes mejor.

Fuente: www.muylinux.com

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *