Quito, Ecuador - Sábado 16 de Diciembre del 2017

Los 32-bit están de retirada, pero aún les queda mucho tiempo de soporte por delante

pc

Ubuntu, Fedora, openSUSE y Arch Linux son cuatro grandes distribuciones Linux que, de manera abierta que no total, están abandonando los 32-bit. Y es que los 32-bit están en vías de extinción, no por capricho de unos pocos, sino por cuestión de sentido común cuando estamos cerca de entrar en 2018. Pero la resistencia, aunque cada vez es menor, es férrea y reclama soluciones. Y las hay.

Nadie va a quedarse tirado sin poder instalar GNU/Linux en su viejo PC en los próximos años, aunque tal vez no sea el GNU/Linux que le gustaría. Será el que necesite, y no parece razonable que nadie con un cacharro de veinte años que se empeña en no jubilar necesite utilizar en él, por ejemplo, un entorno de escritorio que requiere de efectos y que consume más de 1 GB de RAM en frío.

Sea como fuere, el caso aquí es que no van a faltar alternativas para instalar Linux en equipos de 32-bit, además de las típicas distribuciones de nicho. Es decir, alternativas al gusto de la mayoría de usuarios. Como por ejemplo…

Manjaro-32

Pues sí. Arch Linux dijo adiós a los 32-bit a principios de año y lo consumó la semana pasada, mientras que en Manjaro hicieron lo propio hace un par de meses. Sin embargo, en este tiempo ha surgido Arch Linux 32, un proyecto comunitario que mantendrá repositorios con los paquetes para i868, en el que se basará Manjaro-32, una nueva distro también comunitaria que se ha anunciado hoy mismo.

Ubuntu y familia

Aún es posible instalar Ubuntu en un PC de 32-bit, pero a no ser que GNOME o Unity sean la excusa, el esfuerzo no merece la pena. La razón es que el resto de ediciones oficiales no han indicado que vayan a retirar el soporte a la vieja arquitectura, por lo que siguen siendo opciones altamente recomendables. Además, un equipo de esas características se moverá mejor con algo como Lubuntu, Xubuntu o Ubuntu MATE.

Linux Mint

El bastión del escritorio clásico en Linux se llama Linux Mint y en sus planes a medio plazo tampoco se contempla abandonar el soporte de 32-bit. Nos lo confirma el propio Clement Lefebvre en relación al futuro lanzamiento de Linux Mint 19 el año que viene. Linux Mint 19 se basará en Ubuntu 18.04 LTS y llegará hasta 2023. No hay nada de qué preocuparse.

Tres ejemplos de muchos más, pero lo suficientemente importantes como para que a nadie le quite el sueño el fin de los dichosos 32-bit (no mencionamos a Debian u otras distribuciones dirigidas a usuarios más experimentados). Van a estar por aquí un buen rato todavía. La clave en realidad la tienen los desarrolladores y mantenedores. Hasta cuánto aguantarán, esa es otra historia.

Fuente: www.muylinux.com

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *