Quito, Ecuador - Domingo 20 de Agosto del 2017

Miguel Icaza: Hay que invertir en educación

Miguel_de_IcazaEn el año 2000, los editores de la revista Time seleccionaron a un ex estudiante de Matemáticas en la UNAM como uno de los 100 innovadores más destacados del siglo que entonces comenzaba

En el año 2000, los editores de la revista Time seleccionaron a un ex estudiante de Matemáticas en la UNAM como uno de los 100 innovadores más destacados del siglo que entonces comenzaba. Y le atinaron.

Era Miguel de Icaza, que en esa época tenía sólo 27 años y ya era considerado un gurú del software libre, es decir, está empeñado en promover y desarrollar una alternativa al imperio de los grandes consorcios como Microsoft.

De hecho, la empresa de Bill Gates intentó reclutarlo dada su fama internacional como programador, pero no prosperó en su intento. Hoy De Icaza radica en Boston, donde fundó y co dirige Xamarin, empresa que produce el software con el que se crean las apps que traen a todo el mundo inmerso en su smartphone.

¿Por qué tuviste que emigrar? 

No tenía necesidad. Fue meramente una cuestión personal.

¿Cuál es la historia? 

Mi amigo Nat Friedman y yo estábamos enamorados de la idea de escribir software en los cafés de París, y durante un año hablamos de crear una compañía que hiciera esto. Después descubrimos que hacer una compañía en Francia era más complicado de lo que pensábamos y terminamos instalándola en Boston.

¿No hay oportunidades en México para genios como tú?

Depende de qué oportunidad y de qué mercado estés hablando. La verdad es que hoy en día me dedico a la planeación de productos más que otra cosa. No estoy seguro de que haber sido un buen programador hace unos años sea el factor importante.

Preséntate ante quienes no saben quién eres.

Junto con Nat Friedman tenemos una compañía de software cuyo énfasis es producir las mejores herramientas de desarrollo para plataformas móviles. Esa es nuestra pasión. Escribimos herramientas que ayudan a los desarrolladores a escribir aplicaciones de mejor calidad, con menos esfuerzo, para Android, iOS, Mac y las consolas de videojuegos. En el pasado fui promotor del software libre y el código abierto, así como la creación de varios componentes de software libre, entre ellos el ambiente de escritorio Gnome.

¿Por qué no hay más como tú en nuestro país?

Creo que existen mexicanos con muchísimo talento que escriben software. De hecho, Xamarin tiene cuatro empleados en México.

¿Cuál es la diferencia entre México y Estados Unidos?

Estados Unidos tiene un par de ventajas sobre México cuando se trata de crear compañías de tecnología: 1) es un mercado existente, con la infraestructura necesaria; 2) hay acceso a un gran mercado homogéneo con las mismas leyes; 3) hay mucho capital disponible para ser invertido; 4) existe una cultura de financiamiento de compañías que intentan nuevas ideas.

¿El ambiente en el que te desenvuelves influye?

La infraestructura juega un papel decisivo. Si quieres ser parte de la industria cinematográfica, los mejores lugares son Hollywood, Vancouver y Nueva York. Si quieres dedicarte a las finanzas, Nueva York, Londres y Frankfurt son ideales. Si quieres dedicarte a los semiconductores, Corea del Sur, Taiwán o China son óptimos. Esto es meramente un fenómeno económico.

¿A qué atribuyes que de aquí no salga un Steve Jobs, un Mark Zuckerberg?

A la falta de educación y la desigualdad. La educación, más que otra cosa, es lo que mantiene a México en condiciones difíciles para competir. Durante años el financiamiento a la educación pública se ha reducido, y esto reduce tanto la cantidad de gente preparada, como la cantidad de conocimientos que tiene.

¿Cuál es el efecto?

Los maestros en México no son remunerados con los salarios que les permitan dedicarse de tiempo completo a la educación ni dedicarse a su trabajo con pasión. Son pocos quienes pueden convertir su pasión en educar en algo que los pueda sostener. Terminamos con programas de estudio estancados, con currículo estancados, con poca pasión por enseñar y con poco interés por aprender.

Esto repercute en los alumnos… Los estudiantes odian las ciencias porque son “difíciles”. Pero en realidad requieren de buenos maestros. Yo tuve mucha suerte y tuve buenos maestros en la Prepa 6 de la UNAM, entre ellos el que tal vez es el mejor profesor de Física en todo México: Mario Cruz Terán.

¿Por qué es excepcional?

Un profesor con una dedicación que nunca he visto. Daba clases extras, en su tiempo libre, a quienes quisieran aprender más y siempre tenía esos grupos llenos.

¿Eso ya no existe?

Mientras continuemos recortando los recursos a la educación, habrá pocos incentivos para que nuestros mejores educadores enseñen a las nuevas generaciones.

¿Qué es lo que le falla a nuestra programación como país?

Un contrato social. Nuestro gobierno continúa avanzando los intereses de unos cuantos, y no los intereses de la población en general.

¿Hay manera de resetearnos?

Sí, pero es difícil. En nuestro sistema electoral se elige a representantes que duran demasiado tiempo en el poder y no hay manera de corregir el curso. Tenemos políticas gubernamentales que son una tragedia y como ciudadanos sólo podemos hacer algo cada seis años.

Dime tres cosas que se podrían mejorar de inmediato para reducir la brecha tecnológica en México. Invertir en la educación. Y voy a repetir esto tres veces.

¿Estamos a tiempo o se nos fue el tren?

¡Estamos a tiempo! Me encantaría que le dieras espacio a dos mexicanos en este periódico que pueden decirte exactamente qué hay que hacer: Fernando Magariños y Jorge Chale Martínez.

Si hoy tuvieras la oportunidad de platicar 10 minutos con Enrique Peña, ¿qué le dirías? Hablaría de programas sociales y económicos. Pero si tuviera la oportunidad, preferiría que Jorge Chale Martínez hablara con él.

Alguna vez fuiste simpatizante del PRD, ¿hoy a qué político le darías un like? A un partido progresista.

Sin caer en piratería, ¿cómo podríamos clonar a Miguel de Icaza? Con educación.

Sé que no voy a entender la respuesta pero, ¿por qué dejaste de usar Linux, lo cual conmocionó a los promotores del software libre?

Simplemente dejé de usarlo como mi sistema operativo de escritorio. Las virtudes de Linux como plataforma libre son también su talón de Aquiles.

Dime la verdad: ¿sigues jugando videojuegos? ¿Cuántas consolas tienes? Me encantan los juegos con historias, como Bioshock, pero ya no tengo tiempo de jugarlos.

¿Cómo es un día en Xamarin.

Chat, Email, reuniones de planeación, un poco de programación y trabajar con nuestros clientes a escribir mejor software. Es una industria fascinante.

Cinco datos 

1. Tiene más de 46 mil seguidores en su cuenta de Twitter @migueldeicaza.

2. Su empresa tiene 170 empleados, 15 mil clientes y presume más de 600 mil desarrolladores.

3. Ha aparecido en dos películas interpretándose a sí mismo. En el documental sobre hackers The Code y en la película Conspiración en la red (Antitrust).

4. Apoyaba al equipo de cómputo de la representación del PRD ante el IFE cuando, en 1994, Jorge Carpizo denunció sin pruebas que alguien pretendía introducir un virus en el sistema. Nada pasó.

5. Tiene dos hijos y está casado con María Laura Soares da Silva.

Fuente: http://www.elgolfo.info/elgolfo/nota/266313-hay-que-invertir-en-educacion/

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *