Quito, Ecuador - Jueves 17 de Agosto del 2017

¿Posibilidades de que Múnich vuelva a Windows? A corto plazo, casi ninguna

Múnich

¿Qué posibilidades reales hay de que Múnich abandone GNU/Linux y vuelva a Windows? Curiosamente, al igual que el año pasado, recientemente se volvió a soltar la libre de que la capital de Baviera estaba harta de GNU/Linux y volvería a Windows.

Aunque muchos medios se han apresurado a enterrar el proyecto LiMux, la realidad es que todo se ha basado en una carta presentada por tan solo dos miembros del concejo de la ciudad, que pedían la vuelta a las tecnologías de Microsoft. ¿Argumentos?, pues la dificultad de uso, incompatibilidades y la ausencia de aplicaciones como Microsoft Office y Skype.

No vamos a negar que una migración como la llevada por Múnich es complicada y costosa, cualquiera que entienda un poco de informática y haya trabajado con distintos sistemas operativos lo sabe, más cuando las soluciones dominantes son las privativas de Microsoft. Otros detalles como la falta de técnicos expertos en Linuxson también piedras que incluso actualmente se está encontrando en el camino, sin embargo, lo que más me alarma es que se expongan argumentos falsos para sostener una postura.

Como ya apunté en MuyComputer y muchos de los usuarios de GNU/Linux saben, Skype funciona perfectamente sobre nuestro sistema operativo, así que no se puede argumentar esto como una carencia frente a Windows porque es mentira, y cuando se empieza con las mentiras, lo que tendría que ser un debate técnico termina transformado en una batalla de fanboys, y esto no favorece a Múnich, independientemente de que si realmente acertó o no en su migración a GNU/Linux. Recuperando el tema el tema de Skype y por mucho que nos pese a algunos, desde que está bajo Microsoft la versión para el sistema del ñu y el pingüino ha mejorado de forma notable, y eso es algo que tenemos que agradecer al gigante de Redmond. De Microsoft Office no se puede decir lo mismo, porque a día de hoy seguimos sin tener soporte oficial en GNU/Linux, además de los problemas de interoperabilidad con OOXML que se presentan en LibreOffice.

Pese a todo, la carta presentada representa de momento una postura minoritaria, así que que la vuelta a las tecnologías Microsoft de Múnich no parece factible, al menos a corto plazo.

¿Merece la pena LiMux?

En GNU/Linux siempre hemos tenido debates en torno a la fragmentación, de que si es excesiva, que si cuanta más diversidad mejor… Y son muchos los que ven un tanto absurdo que cada administración pública tenga su propia distribución.

Recientemente en España hemos tenido el caso de Extremadura, la cual decidió volver a la soluciones de Microsoft, reculando tras denunciarse la falta de rigor técnico de la encuesta sobre la cual se basó la decisión, sin haber tomado en cuenta la opinión de los técnicos en la materia. La decisión final de Extremadura fue simple y lógica, Ubuntu oficial, esto tendría que ayudar a que la administración pueda centrarse más en el software específico y menos en el sistema.

Realmente es cuestionable el dinero que Múnich está empleando en su propia distribución, cuando podría perfectamente implementar una base ya acabada como ha hecho Extremadura, pudiendo ahorrar el dinero del desarrollo de LiMux como distribución.

¿WPS Office por LibreOffice?

Aunque el tema de Skype es muy difícil de sostener a nivel técnico, no se puede negar que la ausencia de Microsoft Office sí lastra en este sentido, y tan solo hay que ver la reciente decisión de Pésaro (Italia) de dejar OpenOffice por Office 365.

La interoperabilidad de OpenOffice y LibreOffice con OOXML es mejorable, sin embargo estas no son las únicas alternativas, y viendo el gran peso de Microsoft Office y su formato en el mundo de la ofimática en general, para mi no sería un disparate cambiar la suite libre por otra algo más amigable con el formato de Microsoft, comoWPS Office.

Cierto que WPS Office es privativo, aun así es un software que ha ganado muchos adeptos que la usan como alternativa de Microsoft Office en lugar de LibreOffice o el moribundo OpenOffice. Viendo este extremo, a veces es mejor apostar por el pragmatismo en vez de seguir por un camino ineficiente.

Conclusión

El camino de Múnich seguirá ligado a LiMux, sin embargo nunca hay que cerrar las puertas a vías que podrían ayudar a consolidar la presencia de GNU/Linux en esta ciudad alemana.

Sobre la vuelta a las tecnologías de Microsoft, a corto plazo se muestra como algo improbable, pero el tema está sobre la mesa, y solo necesita convencer a más personas para salir adelante.

 Fuente: www.muylinux.com

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *