Archives 2018

Pine64 está desarrollando un teléfono y una tableta con KDE Plasma

Pine64 está desarrollando un teléfono y una tableta con KDE Plasma, informa It’s FOSS. Se trataría de un proyecto que ya está en marcha y cuyos primeros resultados se deberían poder ver a partir del año que viene.

Pine64, compañía conocida por competir con RaspBerry Pi con sus SBC (Single Board Computer) y también por comercializar los Pinebook, unos modestos portátiles basados en arquitectura ARM y Linux, se prepara para asumir un nuevo reto: la creación de un teléfono y una tableta con KDE Plasma.

pine64

Según lo cuentan, hablaríamos de PinPhone y PineTab, smartphone y tablet respectivamente que se basarían en KDE Neon, la distribución oficial del proyecto KDE y la única que dispone de una versión especialmente adaptada para dar soporte al hardware que usa Pine64; y en Plasma Mobile, la  Fue el pasado agosto cuando se anunció que KDE Neon llegaba a los Pinebook, y desde entonces parece que la colaboración va a más.

Se espera que para la semana que viene se envíen los primeros kits de desarrollo, aunque no será hasta la celebración de la próxima edición del FOSDEM (Free and Open Source Software Developers European Meeting) en febrero cuando se haga lo propio con los componentes que terminarán dando forma al dispositivo.

Por las características que se adelantan, estaríamos ante -al menos en lo que respecta al teléfono- una pantalla táctil de 5,45 pulgadas y 1440×720 píxeles de resolución, cámara, wifi, Bluetooth, LTE, 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento interno. El precio rondaría los 100 dólares, que es lo que cuestan los Pinebook.

Así que estaremos expectantes con lo que se cuece en este proyecto. Ubuntu Phone cayó y a falta de que lleguen los Librem 5 de Purism, no sobran precisamente smartphones y tabletas con un Linux que no sea Android. El desarrollo de Purism, por cierto, “es más GNOME que KDE“, según recoge la publicación tras hablar con Jonathan Riddell, líder de KDE Neon.

Fuente: www.muyllinux.com

Nextcloud y Collabora anuncian mejoras en la integración de la suite ofimática

Nextcloud y Collabora han anunciado un acuerdo de colaboración más profundo del que unía a ambas compañías hasta ahora, directamente relacionado con la integración de la suite ofimática en el software de Nextcloud.

nextcloud-collabora

Nextcloud es la plataforma en la nube surgida a partir de ownCloud, y al igual que esta incluye numerosas aplicaciones de productividad entre las que se cuenta Collabora Online, que no es otra cosa que la adaptación de LibreOffice para su funcionamiento en línea. Ahora, los equipos de las dos compañías se afanan en facilitar un escenario de colaboración más sencillo y eficiente, según informan.

Yendo a lo concreto, las mejoras incluyen soporte para adjuntar en los documentos imágenes alojadas en Nextcloud, colaboración en tiempo real e integración de la barra lateral del archivo de Nextcloud con Collabora Online, a través de la cual los usuarios tendrán acceso a la configuración para compartir, a los comentarios, a las versiones anteriores y el resumen de la actividad del archivo.

“Estas grandes mejoras y la integración más estrecha con Collabora Online brindan beneficios de productividad y eficiencia para nuestros clientes mutuos”, dice Michael Meeks, gerente general de Collabora Productivity. “Esperamos seguir desarrollando nuestra sólida asociación”.

“Todos los días vemos en los clientes que poder comunicarse sin problemas y realizar el trabajo en una plataforma es clave para la productividad de los equipos modernos e interdisciplinarios”, comenta al respecto Frank Karlitschek, CEO de Nextcloud GmbH. “Nextcloud y Collabora cumplen con esto de una manera sin precedentes”.

Los cambios están ya disponibles en la tienda de aplicaciones de Nextcloud, desde donde se puede instalar Collabora Online. Este anuncio llega poco después de que se diese a conocer el acuerdo de colaboración entre ownCloud y ONLYOFFICE, por lo que la competencia crece, también en la nube libre.

Fuente: www.muylinux.com

Zentyal 6.0, nueva versión de la alternativa abierta a Windows Server Essentials

La española Zentyal ha anunciado el lanzamiento de la nueva versión de su suite integrada de servidor para pequeñas empresas, Zentyal 6.0.

zentyal-infraestructuraLlamada originalmente Linux Small Business Server como referencia directa a Windows Small Business Server, el proyecto ha evolucionado a lo largo de los años bajo el nombre de Zentyal hasta ofrecer una completa alternativa al producto de Microsoft, denominado en sus últimas versiones Windows Server Essentials.

En esencia Zentyal es una distribución Linux para servidores con la que ejecutar una infraestructura de red unificada, incluyendo gestión integral de redes, servidor de oficina, de correo electrónico, de comunicaciones, trabajo en grupo, copias de seguridad y, en definitiva, toda la funcionalidad que puede requerir una pequeña empresa que desee administrar la información de sus usuarios en casa.

Uno de los puntos fuertes de Zentyal es su compatibilidad nativa con Microsoft Outlook, así como con protocolos como Microsoft Exchange y Active Directory entre otros, ofreciendo la libertad de montar un Linux Small Business Server con el soporte necesario para garantizar la interoperabilidad, o mediante componentes y aplicaciones de código abierto. Asimismo, añaden una serie de herramientas y paneles de administración gráficos totalmente preparados.

Zentyal 6.0 da el salto de base con respecto a su anterior versión y pasa a utilizar Ubuntu Server 18.04.1 LTS, incluyendo actualizaciones como Linux 4.15 o Samba 4.7, entre muchos otros cambios. Zentyal se ofrece en versiones para servidor y nube a través de proveedores como software como servicio, pero también dispone de edición comunitaria de descarga libre.

Fuente: www.zentyal.com/es

La nube plantea nuevos desafíos para el código abierto

Recogen nuestros compañeros de MCPRO una historia a la que merece la pena prestar atención: ¿Por qué algunas empresas Open Source están considerando un enfoque más cerrado? La pregunta tiene miga, pero más miga tiene el denominador común que la origina: la nube nada menos, a la postre segmento tecnológico en el que el código abierto ha alcanzado sus cotas máximas de éxito.

nube

Se dice que el código abierto, el Open Source, ha cambiado el mundo. Y es cierto: Linux es la mejor muestra de ello. De unos años a esta parte, además, se ha establecido en la empresa como el modelo de desarrollo más eficaz, impulsando la innovación y lucrativos modelos de negocio -con Red Hat como referencia indiscutible- que son más justos para el cliente, debido a que el código abierto aporta una mayor transparencia y facilita la independencia del proveedor.

Sin embargo, el código abierto parece no funcionar para todas las partes por igual, y la razón sería su propia naturaleza y la libertad de uso que otorga a terceros. Abby Kearns, directora ejecutiva de la Cloud Foundry Foundation lo expone tal cual: “El papel que juega el código abierto en la creación de oportunidades comerciales ha cambiado. Lo diría de una manera muy contundente: durante muchos años fuimos unos tontos y les permitimos que tomaran lo que habíamos desarrollado y ganasen toneladas de dinero con ello“.

Ofer Bengal, CEO de la desarrolladora de bases de datos Redis Labs, apunta al problema: “AWS ha ganado cientos de millones de dólares ofreciendo Redis a sus clientes sin contribuir tanto a la comunidad de código abierto que construye y mantiene ese proyecto. Es imposible saber exactamente de cuánto dinero estamos hablando, pero es cierto que AWS y otros proveedores de la nube se benefician del trabajo de los desarrolladores de código abierto que no emplean“.

Pero la queja no se reduce a los beneficios económicos. “Hay un mito ampliamente instalado en el mundo de código abierto que dice que los proyectos son impulsados por una comunidad de contribuyentes, pero en realidad, los desarrolladores pagados contribuyen con la mayor parte del código en la mayoría de los proyectos de código abierto modernos“, señala el fundador de Puppet Luke Kanies, herramienta para la administración de sistemas.

No dicen nada que no se sepa, cabe aclarar, y es que una vez se traspasa la difusa línea que hay entre las iniciativas puramente comunitarias y las dirigidas a generar negocio, o entre lo que significa Software Libre y Open Source, es obvio que el papel que juega ha cambiado. Y de nuevo, no hay mejor ejemplo que Linux, el proyecto de código abierto más relevante de la actualidad: hace muchos años que incluso un desarrollo de su envergadura -del que dependen muchos otros sistemas de software libre- de debe en su gran mayoría a programadores que cobran por ello.

Este es un problema no solo para nosotros sino para casi cualquier proyecto de código abierto exitoso hasta la fecha“, añade Kanies, mientras que Bengal aporta un dato propio: “El 99% por ciento de las contribuciones a Redis fueron hechas por nuestra empresa, Redis Labs“. Dev Ittycheria, CEO de MongoDB, comparte la opinión: “Cada vez que un nuevo proyecto de código abierto se vuelve popular, los proveedores de nube eliminan la tecnología, ponen el software gratuito en su plataforma, capturan la mayor parte del valor, pero le dan muy poco a la comunidad“.

Se refieren principalmente a los tres grandes proveedores de infraestructuras y servicios en la nube, Amazon Web Services (AWS), Microsoft Azure y Google Cloud, pero también a los intermediarios que hay entre los prestadores de software y servicios y el cliente final. Hay que tener en consideración que el software de código abierto no tiene por qué ser gratuito, pero lo cierto es que el libre acceso al código fuente hace imposible o extremadamente difícil comercializarlo, si no es mediante complementos cerrados o servicios -por lo general, de soporte y consultoría- adicionales.

Nuestra opinión es que el software de código abierto nunca fue pensado para que las empresas de servicios en la nube lo tomasen y lo vendieran“, comenta Salil Deshpande, director gerente de Bain Capital Ventures e inversor de Redis Labs. Algo que ya sucedía antes de la nube, pero que la nube ha multiplicado de manera exponencial, generando un volumen de negocio que al parecer no se reparte como debiera.

Es por ello que compañías como Redis Labs y MongoDB -y otras, de momento minoría- habrían decidido modificar las licencias bajo las cuales se distribuye parte de su software, con el objetivo de bloquear o al menos dificultar su aprovechamiento por parte de los proveedores de turno. ¿Podría llegar a cerrarlo por completo? Ese es otro cantar. Lo peliagudo del asunto es que podrían cerrar los cambios futuros, porque lo que ya está publicado es accesible a todo el mundo: ¿qué impediría a sus antiguos usuarios -los proveedores- crear un desarrollo alternativo?

Llegados a este punto las preguntas se encadenan la una a la otra, porque si es posible bifucar un proyecto libre que se cierra, ¿no hubiese sido mejor colaborar con él antes y haber evitado el cierre? Si no se invierte y se mantiene con salud aquello que da beneficios, puede terminar por desaparecer.

Fuente: www.muylinux.com

Linux se resiste a aplicar los parches de Intel contra Spectre

Tux-LinuxSpectre, o más bien las mitigaciones necesarias para mejorar la seguridad de los procesadores expuestos ante este vector de ataque, amenazan con provocar una notable disminución del rendimiento en las correspondientes computadoras. De esto vimos ayer un episodio algo dramático, ya que una mitigación contra los ataques Spectre v2 con las iniciales STIBP provoca una disminución de hasta el 50% en algunas cargas sobre CPU Intel (marca para la cual va dirigida la mitigación).

La situación ponía muy en duda la habilitación de STIBP, algo que fue respaldado por Linus Torvalds, quien recomendó la no activación por defecto de la mitigación y que en su lugar se inhabilitara SMT (Hyper-Threading en Intel) desde la configuración de la placa base si se quería afianzar la mejor de la seguridad. La llegada de STIBP no solo está prevista para Linux 4.20, sino que también ha sido portada hacia atrás a las versiones LTS 4.14 y 4.19, cosa lógica si tenemos en cuenta que se trata de una medida de seguridad contra Spectre. Las cargas de trabajo afectadas abarcan Python, PHP, Java, compilación de código y hasta la ejecución de algunos juegos, por lo que los problemas de rendimiento podrían impactar de forma apreciable no solo en entornos de servidor, sino también en el escritorio del usuario final.

Tras el revuelo generado, se han producido algunos movimientos en las bambalinas de Linux, ya que en la rama release candidate estable de Greg Kroah-Hartman se ha revertido el código de STIBP en Linux 4.14 y 4.19, así que los problemas de rendimiento tendrían que haber desaparecido en esas versiones. Sin embargo, la mitigación todavía sigue presente en Linux 4.20, con la intención de sea revisada bajo un mejor enfoque y esté lista antes de la publicación oficial de dicha versión del kernel dentro de un mes. La que se pretende es depurar el código STIBP para evitar en lo máximo posible el impacto en el rendimiento.

Aunque esta mitigación va dirigida a los usuarios de Intel, esto no quiere decir que los de AMD puedan cantar victoria, ya que a pesar de que la primera marca parece estar más afectada por los problemas derivados de Spectre, la segunda también hace uso de SMT, por lo que no se puede descartar que se produzcan episodios similares en sus productos.

Fuente: www.phoronix.com

Cómo mejorar la integración de LibreOffice en KDE Neon y Kubuntu

libreoffice-kde

Hace poco comparamos Kubuntu y KDE Neon, dos de las mejores distribuciones para disfrutar de la experiencia de escritorio de KDE Plasma. Hoy vamos a ver cómo mejorar la integración de LibreOffice con ambas, pues no siempre se encuentra uno lo que cabría esperar.

Básicamente hablamos del aspecto de la aplicación, del estilo visual y los iconos, que puede parecer un asunto menor, pero que en realidad cuenta mucho. Más allá de la primera impresión, utilizar aplicaciones que rompen con la estética del entorno supone una merma en la ‘usabilidad’, dificultando encontrar los iconos de acciones comunes al resto de aplicaciones.

En resumen, cuando abres por primera vez LibreOffice en KDE Neon y Kubuntu (repetimos: solo tras la instalación mínima) te encuentras con esto:

libreoffice-kde_1

Pero se puede solucionar con instalar dos paquetes, que por alguna razón que no alcanzo a comprender, no son dependencias obligatorias al instalar LibreOffice en KDE Neon y Kubuntu: “libreoffice-style-breeze” y”libreoffice-gtk”. Se pueden instalar por consola o a través del gestor de paquetes Muon. Así es como LibreOffice muestra su mejor cara:

libreoffice-kde_2

¿Y si no se usa el tema por defecto de KDE, Breeze? Entonces el paquete”libreoffice-gtk” forzará a la utilización del tema GTK que figure como predeterminado en las preferencias del sistema; mientras que en los repositorios hay unos cuantos para elegir, buscando por”libreoffice-style-” en Muon.

Recordar que tanto Kubuntu 18.04 LTS como KDE Neon 18.04 LTS tienen LibreOffice 6.0 en los repositorios, por lo que el cambio con los iconos que llegó junto con LibreOffice 6.1 no está en estas versiones. Sin embargo, ni instalando el PPA de LibreOffice para mantenerlo actualizado corrige el problema. Hay que hacerlo a mano.

Fuente: www.muylinux.com

Kubuntu vs KDE Neon: similitudes y diferencias

plasma

Esto es un Kubuntu vs KDE Neon, sí, pero meramente informativo y de buen rollo, y es que Kubuntu y KDE Neon son dos de las distribuciones más recomendables para disfrutar de la experiencia del escritorio Plasma en toda su plenitud. Y cuando digo de las más recomendables, quiero decir eso exactamente: están arriba del todo, junto con alguna otra. Sin embargo, ambas se parecen tanto entre sí que pueden generar dudas a quien no las conozca bien. ¿Es lo mismo usar una o la otra? ¿En qué se parecen y en qué se diferencian? Vamos a verlo.

Kubuntu vs KDE Neon: similitudes

Kubuntu y KDE Neon se parecen mucho por un motivo fundamental, y es que su origen es el mismo: Ubuntu, KDE y Jonathan Riddell, durante muchos años el líder de Kubuntu… hasta que dejó de serlo. Después creó Neon, un proyecto que un tiempo antes había servido para probar el software en desarrollo de KDE. Sea como fuere, desde el principio resultó obvio que Neon era una suerte de continuación de Kubuntu, con una gran diferencia: ahora Riddell tenía las manos libres para hacer lo que quisiera, como quisiera.

Atendiendo a sus características básicas, Kubuntu y KDE Neon son lo mismo: distribuciones basadas en Ubuntu con el entorno de escritorio KDE Plasma. Ambas disfrutan de las ventajas de su base, ambas ofrecen un KDE Plasma bastante ‘de fábrica’… Y lo dicho: ambas son muy recomendables.

Kubuntu vs KDE Neon: diferencias

Pero también hay muchas diferencia entre las dos, comenzando por las ediciones y ciclos de lanzamiento. A saber:

  • Kubuntu cuenta con una sola edición y lanza nueva versión cada seis meses, incluyendo las versiones LTS de soporte extendido, que salen cada dos años y que renuevan sus imágenes de instalación y los componentes base (kernel, stack gráfico) cinco veces a lo largo de los dos años siguientes a su lanzamiento.
  • KDE Neon cuenta con tres ediciones, aunque solo una está dirigida a los usuarios de escritorio que buscan un sistema estable: la User Edition, de la cual existe una única versión, que se va renovando cada vez que se lanza una nueva versión de Plasma y que mantiene su soporte hasta unos meses después de lanzar su siguiente versión mayor.

¿Lo has pillado? Si no estás familiarizado con los ciclos de actualizaciones de ambas distros, puede resultar confuso, así que vamos a reducir el problema eliminando de la ecuación la versión “regular” de Kubuntu, que solo ofrece nueve meses de soporte y que aquí en MuyLinux no recomendamos por ese mismo motivo (ni Kubuntu, ni Ubuntu ni ninguna otra de la tribu que no sea LTS).

De hecho, vamos al grano con datos concretos comparando las versiones actuales de Kubuntu LTS y KDE Neon User Edition, porque liarse con los detalles es muy fácil. Son estas:

  • Kubuntu 18.04.1 LTS
  • KDE Neon 18.04 LTS

Soporte

Las dos distribuciones se basan en Ubuntu 18.04 LTS, por lo que su soporte es a priori el mismo: hasta 2023. Sin embargo, en ambos casos ese “soporte hasta 2023” se refiere únicamente a la base de Ubuntu y al mantenimiento de Canonical relativo a parches de seguridad, no al escritorio en sí.

Kubuntu 18.04 LTS tendrá soporte completo (base y escritorio) durante tres años, hasta 2021.

KDE Neon no deja muy claro el tiempo de soporte que ofrece, pero se da a entender que una vez ha salido la siguiente versión mayor, la vieja queda en modo mantenimiento durante varios meses. Por ejemplo:

  • Quienes todavía estén usando KDE Neon 16.04 LTS, verán cómo siguen recibiendo actualizaciones del escritorio, pero llegará el momento en el que paren y deban actualizar sí o sí a la nueva versión.
  • Quienes hayan instalado KDE Neon 18.04 LTS no necesitarán actualizar o reinstalar hasta que a mediados o finales de 2020 aparezca KDE Neon 20.04 LTS.

¿Cuál es mejor? Pues depende. Que el escritorio deje de recibir actualizaciones tampoco es un drama, mientras no falten los parches de seguridad y las actualizaciones de las aplicaciones crítica, léase navegadores web… Pero si no actualizas el escritorio, KDE Neon pierde el sentido

Actualizaciones de la base

Si bien no vamos a salirnos de Ubuntu LTS, esta recibe a lo largo de su vida hasta cuatro actualizaciones que incluyen nuevas versiones del kernel y del stack gráfico, las conocidas como LTS Enablement Stack. Esto lo hemos explicado mil veces, así que lo dejamos ahí. ¿Cómo se lo montan las dos distros?

  • Los usuarios de Kubuntu 18.04 o 18.04.1 tendrán la oportunidad de actualizar el LTS Enablement Stack manualmente, mientras que quienes instalen Kubuntu 18.04.2 o superior (o hayan habilitado el LTS Enablement Stack) recibirán esas actualizaciones directamente.
  • Los usuarios de KDE Neon 18.04 recibirán las actualizaciones del LTS Enablement Stack directamente.

¿Cuál es mejor? Pues también depende. Habrá quien prefiera mantenerse con un kernel más viejo pero soportado en aras de una mayor estabilidad, y quien prefiera actualizar de vez en cuando en aras de un mejor soporte. Si cuando instalaste todo te iba bien, tampoco es un drama.

Actualizaciones del escritorio

Comienzan las diferencias más destacadas

  • Kubuntu 18.04 LTS llegó con KDE Plasma 5.12 LTS, y con esa versión se quedará hasta fin de ciclo. La posibilidad de actualizar a nuevas versiones del escritorio no se contempla, por algo usan una versión LTS del escritorio que recibirá mantenimiento, pero no nuevas funciones.
  • KDE Neon 18.04 LTS llegó con KDE Plasma 5.13 y actualizará constantemente las bibliotecas del escritorio (KDE Frameworks), el entorno de escritorio (KDE Plasma) y las aplicaciones (KDE Applications) a su última versión estable hasta fin de ciclo.

¿Cuál es mejor? Sigue dependiendo del criterio: habrá quienes estén encantados de tener siempre lo último de Plasma, y a quienes les sobre con lo que ya tienen.

Otras diferencias

Kubuntu y KDE Neon tienen otras muchas diferencias entre sí, pero tienden a ser detalles sin la mayor importancia. Con una excepción:

  • Cada actualización del escritorio en Kubuntu, ya sea de mantenimiento e incluso de versión mayor (por ejemplo vía backports, los repositorios adicionales del proyecto donde van colgando lo más reciente; pero no en el caso de la 18.04) se compilan siempre teniendo en cuenta todo el software de los repositorios de Ubuntu, lo que asegura la compatibilidad y que no se rompan aplicaciones Qt (no KDE).
  • En KDE Neon, sin embargo, lo que prima es el software de KDE, por lo que si una actualización de Qt, KDE Frameworks o lo que sea rompe alguna aplicación Qt (no KDE) de los repositorios de Ubuntu, es lo que hay. Aunque hay que decir que esto no suele pasar a menudo.

¿Cuál es mejor? Dependerá, una vez más, de los requisitos del usuario.

Y hasta aquí llegamos. ¿Falta o falla algo? A los comentarios.

Pero si lo que te preguntas es cuál de las dos es mejor… Lo repetimos: Kubuntu y KDE Neon son dos de las distribuciones más recomendables para disfrutar de la experiencia del escritorio Plasma en toda su plenitud, aunque quizás por la cantidad de actualizaciones que recibe Neon puede haber usuarios, especialmente los más novatos, que prefieran quedarse en Kubuntu sin actualizar si quiera el LTS Enablement Stack.

Fuente: www.muylinux.com

ownCloud y ONLYOFFICE anuncian un acuerdo de colaboración

ownCloud y ONLYOFFICE han anunciado un acuerdo de colaboración por el cual la suite ofimática se pone a disposición de los usuarios de la plataforma en la nube “de manera formal”, según informan.

cloud-office

Como es sabido, hasta ahora ha sido la propuesta de Collabora, lo que conocemos como LibreOffice Online, la primera en integrarse en software como ownCloud o Nextcloud, ofreciendo capacidades de edición de documentos. Algo que no va a cambiar. Pero de un tiempo a esta parte también ONLYOFFICE está disponible para quien desee tener una alternativa ofimática en su propia nube. 

A partir de ahora los usuarios de ownCloud podrán instalar más fácilmente los editores en línea de ONLYOFFICE. Sin embargo, esta nueva asociación va más allá e incluye ampliar y mejorar el soporte, cooperación técnica entre ambas compañías para una mejor integración del software y un acuerdo comercial dirigido a empresas con todos los beneficios comentados.

ownCloud-ONLYOFFICE-partnership

Algunas de las ventajas que destacan de ONLYOFFICE es su compatibilidad con los formatos de Microsoft Office, pero también con Open Document, edición colaborativa y opciones avanzadas como revisión, comentarios y chat en vivo.

Como se ha mencionado, ONLYOFFICE ya funciona junto con Nextcloud y ownCloud, y de hecho el conector para instalarlo está disponible en las tiendas de aplicaciones de los dos proyectos. Pero en esta ocasión es ownCloud la que se adelanta a una mejor integración, con especial atención en el mercado corporativo, que es el que más demanda este tipo de soluciones.

Os recordamos que ONLYOFFICE es esa suite ofimática libre con el ‘ribbon’ que tanto te gusta, cuyas aplicaciones de escritorio están disponibles para instalar en Linux de manera independiente. Y aunque en comparación con LibreOffice puede resultar más moderna visualmente, pero menos potente en en funciones, en comparación con Collabora Online la cosa cambia.

Fuente: www.muylinux.com

El cliente de Google Drive Insync lanza nueva versión

insync

El cliente de Google Drive Insync lanza nueva versión y… siempre es una buena noticia, porque a falta de aplicación oficial, se trata de la herramienta más completa, efectiva y accesible para sincronizar archivos con la nube del gigante de Internet.

Tras un par de años relativamente tranquilos, en Insync se han revolucionado y este 2018 han caído ya dos versiones del cliente, la última de las cuales está siendo anunciada estos días. ¿Qué hay de nuevo, viejo? Pues muchas cosas, pero sobre todo de cara al futuro. Un camino que comenzó con el lanzamiento de Insync 1.4 el pasado, que continúa con el que ahora nos ocupa y que seguirá progresando hasta convertirse en… No está claro.

Dicen sus desarrolladores que “si Google Drive y Spotify tuvieran un bebé, sería Insync 1.5“, lo cual no ayuda a esclarecer el asunto, aunque es de suponer que se refieren a su evolución de “simple” cliente de sincronización a aplicación de propio derecho, con cada vez más opciones con las que evitar abrir el navegador web para realizar determinadas acciones. Por ejemplo, agregando las opciones de los atajos de teclado de Google Drive para que se muestren cuando pasas el cursor por en encima de lar carpetas sincronizadas, o reorganizando el menú contextual.

insync15

Lo más llamativo de Insync 1.5 es el remozado de la interfaz, que además de los cambios mencionados recibe un ligero refresco estético; pero hay más novedades bajó el capó, incluyendo una sincronización más pulida (siempre ha ido muy bien, pero ahora resolverá mejor los errores) y soporte para HiDPI en la aplicación de escritorio para Linux, Windows y Mac.

Si ya tienes Insync instalado en tu sistema, la actualización te llegará en las próximas semanas, siempre que tengas agregado el repositorio. Si no te quieres esperar, la descarga de la nueva versión está disponible en la página web oficial. Te recordamos que es software de pago (29,99 por cuenta de Google), pero vale la pena si estás en Linux y Google Drive es importante para ti.

Fuente: www.muylinux.com

Adiós a Google+

Es de suponer que ya estará todo el mundo al tanto de que Google+ cierra sus puertas en breve. La red social del gigante de Internet ha sido un fracaso y a ello se le suma una vulneración masiva de datos a lo largo de tres años, motivos por los cuales la compañía dará carpetazo a la plataforma el próximo agosto de 2019.

googleplus

Dejando a un lado el problema de seguridad o cómo Google monetiza todo lo que ofrece gratuitamente, Google+ ha sido -todavía lo es- una red social con conceptos de usabilidad muy interesantes, y que en lo que respecta a la comunidad linuxera ha servido de refugio para usuarios, comunidades y proyectos de todo tipo (es la única red social en la que está presente Linus Torvalds, por ejemplo), aunque de un tiempo a esta parte parece que Telegram le ha robado el protagonismo. 

Sea como fuere, MuyLinux está en Google+ y aunque la actividad de quienes nos siguen por ahí, ya sea dando más uno o comentando, se ha reducido considerablemente en los últimos tiempos, aguantaremos un poco más. No sé si hasta finales de año o hasta el cierre definitivo, dependerá de el feedback que nos hagáis llegar. No obstante, es conveniente ir haciéndose a la idea y cambiar a soluciones con mejor salud.

Conociendo el funcionamiento de Google+, a pesar de haberlo abandonado hace tiempo, recomendaría como sustituto un buen lector de RSS y para comentar, el sitio que leáis o el grupo de Telegram de vuestra elección (¡en breve publicaremos un artículo con los mejores!). Dicho lo cual, también nos tenéis en Telegram, además de en FacebookTwitter y correo electrónico.

Más allá de que esto haya sido la crónica de una muerte anunciada.

Fuente: www.muylinux.com