Quito, Ecuador - Domingo 20 de Agosto del 2017

MEGA(sync) se está portando con Linux

megasync

Voy a suponer que no hace falta que os diga qué es MEGA, el servicio de almacenamiento en la nube cifrado a cal y canto que lanzó Kim Dotcom a principios de 2013 y del que se desligó apenas unos meses después. De hecho, este agosto hablamos de él a razón de la privacidad por unos dimes y diretes que como suele suceder, no han llegado a ningún sitio.

Como voy a suponer que conocéis MEGAsync, el cliente de sincronización de archivos para PC, disponible para Linux desde el año pasado. Un excelente reemplazo a soluciones tipo Dropbox o Google Drive, y es que más allá de los 50 GB de espacio gratuitos, el cifrado en el lado del cliente y tal, MEGAsync es la aplicación de su categoría más ligera que podáis encontrar, y eso es un plus.

Pero dejo de suponer, porque estoy seguro de que lo que os voy a contar ahora muchos lo sabéis, pero a lo mejor no lo recordáis: MEGAsync da un soporte muy digno a GNU/Linux. A día de hoy ofrece instaladores para Arch Linux, CentOS 6 y 7, Debian 7 y 8, Fedora 19, 20, 21, 22 y 23, RHEL 7, openSUSE 12.2, 12.3, 13.1, 13.2, Leap 42.1 y Tumbleweed, y por descontado para Ubuntu de la 12.04 en adelante. Además, el instalador de MEGAsync agrega un repositorio con el que mantener actualizada fácilmente la aplicación.

En la página de descargas tenéis todas las opciones disponibles, aunque no siempre es así. No está de más mirar directamente en el respositorio para Linux, porque en ocasiones se puede escapar algo (desde una sesión de incógnito u otro navegador, si tenéis instalado el complemento para navegadores).

¿Por qué os cuento algo tan obvio? Por un comentario que leí ayer en la guía de openSUSE Leap y me temo que no será el único. Veréis: hasta la semana pasada no había forma humana de instalar MEGAsync en openSUSE Tumbleweed… o más bien la había, porque los instaladores de versiones anteriores -incluso los de Fedora- se instalaban sin problemas, pero con un terrible error de ejecución. La situación duró al menos un par de meses.

Yo mismo les mandé una queja a los desarrolladores e imagino que no fui el único. Total, con el lanzamiento de openSUSE Leap despertaron del letargo y habemus soporte. Lo cierto es que han sido muy rápidos con las últimas versiones de Ubuntu, Fedora y openSUSE, y por la cantidad de versiones que mantienen podemos decir que se están portando con Linux. Les falta liberar ciertas cosillas por ahí y estaremos conformes del todo.

Fuente: www.muylinux.com

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *