Quito, Ecuador - Sábado 16 de Diciembre del 2017

Creador del proyecto GNU criticó lobby de Microsoft en Chile

stallmanPara algunos es un completo desconocido, pero para otros, quienes estaban en el Aula Magna de la Universidad de Playa Ancha, es una eminencia de la informática, casi tan importante como si el mismo Bill Gates viniera a dar una charla a Valparaíso, pero con una visión totalmente opuesta. Richard Stallman, el responsable de desarrollar el sistema operativo GNU y fiel defensor del Software Libre desde principios de los ’80s, llegó hasta el país para dar una conferencia en el recinto, denominada ‘Copyright v/s Comunidad’, donde aprovechó de repasar a grandes corporaciones y a la clase política.

Stallman llegó en medio del debate sobre el uso del Software Libre en nuestro país, ya que en el Congreso se rechazó un proyecto que fomentaba el uso de este tipo de programas -muchos de ellos gratuitos o de muy bajo costo- al interior de los estatutos públicos, con el fin de abaratar recursos y poder destinarlos a otras áreas. La iniciativa, impulsada en mayo por el diputado de Arica y Parinacota, Vlado Mirosevic (PRO), fue anulada por otro proyecto presentado en junio por el diputado Daniel Farcas (PPD), que establece una exención tributaria para las empresas que usen softwares patentados, o como Stallman los llama ‘privativos’. Mirosevic acusó que Microsoft, principal afectado con el primer texto, hizo lobby para echar abajo su proyecto, lo cual para el ideólogo de la Organización GNU y del ‘Manifiesto del Software Libre’ es un práctica totalmente usual.

Muy en su estilo, descalzo, con una camisa holgada y su pelo largo y desordenado, Stallman comenzó su exposición pidiendo que, si le iban a sacar fotos, no las compartieran en Facebook, que no subieran sus videos en formato Flash (.flv) u otro que no fuera de software libre, y que si se compartía una grabación no se hiciera en formato de Mp3, sino en Ogg y con licencia Creative Commons ‘No derivados’.

Esas fueron las condiciones de un programador que en primera instancia podría sonar paranoico, pero que conforme entrega sus argumentos, da sentido a su discurso. ‘Yo no uso celular’ explicó, ‘ya que son herramientas para espiar a la gente’. Fue más allá y dijo que los teléfonos móviles habrían sido ‘el sueño de Stalin’, pues constantemente-según él-están enviando información sobre sus dueños a las grandes compañías, que en definitiva negocian con la privacidad de los usuarios incluso cuando los aparatos están apagados y sin batería. ‘Dentro del teléfono hay otras baterías, algunas pueden sacarse y otras no’ precisó. Conocido mayormente por su contribución en el desarrollo de los sistemas GNU/Linux, tiene una postura crítica sobre los derechos de autor, también llamado ‘Copyright’, pues afirma que estos benefician principalmente a los editores y empresas que distribuyen material artístico.

Si bien está de acuerdo con que existan, propone que se extiendan por períodos de solo 10 años después de publicada una obra, para no perpetuar el acceso público a la música, la pintura, el cine o la literatura, porque en países como México -según relató- estos derechos perduran hasta por 100 años, y en algunos casos ni siquiera registran ganancias considerables para sus autores. Al final de la charla subastó el peluche firmado de un Ñu (mascota de GNU) en $35 mil para apoyar a su organización.

Fuente: mercuriovalpo.cl

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *